el laboratorio

Nuestra historia

Ya avanzado el 2011, dos filósofas y un productor transmedia decidieron que era el momento de poner el foco en el pensamiento, de recuperar la tarea tan humana de “pensar” y hacerla innovadora, valiosa, creativa, crítica. Habiendo recabado experiencias en otros países y tomando las nuevas corrientes que ya rompían con fuerza, reivindicaron la filosofía como la disciplina que siempre se ha encargado de hacernos pensar mejor.

Los tres, hijos de lo híbrido, con formación y experiencias en diversos campos, creyeron que la fórmula ideal sería un laboratorio. Así nació EQUÁNIMA, este laboratorio filosófico que interviene en lo social, la empresa, la organización, los colectivos, de forma experimental, innovadora, disruptiva, provocando una mejora de los procesos de pensamiento, individuales y colectivos, generando nuevas y visionarias ideas, facilitando el cambio y la disrupción y permitiendo la diferenciación, la autenticidad y la libertad.

Por la vida del laboratorio han pasado amigos, familiares, curiosos, fans y desconocidos que ya forman parte de nosotros. Estas personas han aportado experiencias y vivencias, conocimiento y práctica y nos han ayudado a crecer y a afianzarnos. Todo ello confluye para ayudarnos a ofrecer a la empresa y a la sociedad servicios innovadores pero que conservan el poso de sabiduría de la gran filosofía.

Manifiesto filosófico

Entendemos la filosofía como una disciplina aplicada y viva, lejos de la torre de marfil de la academia. Adaptamos la sabiduría de siglos de conocimiento a los nuevos tiempos y problemas de hoy de la empresa, la organización y la sociedad con metodologías propias e innovadoras. Sin miedo a mancharnos las manos, con vocación experimental, disruptiva, innovadora, tecnológica. Constantemente investigamos, desarrollamos nuevas metodologías y las testamos y pulimos con ayuda de nuestros clientes y colaboradores para ofrecerte el mejor resultado.